Cupcakes “El principito”

 

Son bellas, pero están vacías -les dijo aún-, no se puede morir por ustedes, sin duda que un transeúnte común creerá que mi rosa se les parece, pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella la rosa a quien he regado, puesto que es ella la rosa a quien puse bajo una campana de cristal, puesto que es ella la rosa a quien abrigué con un biombo, puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvó dos o tres que se hicieron mariposas), puesto que es ella la rosa a la que escuché quejarse, o alabarse, o también, algunas veces callarse. Puesto que es mi rosa.
Y se volvió adonde estaba el zorro:

Adiós dijo.

Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, es muy simple: no se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.

Lo esencial es invisible a los ojos repitió el Principito, a fin de acordarse.

El tiempo que perdiste por tu rosa es lo que hace a tu rosa tan importante dijo el zorro.

El tiempo que perdí por mi rosa… dijo el Principito, a fin de acordarse.

Los hombres han olvidado esta verdad dijo el zorro, pero tú no debes olvidarla, eres responsable para siempre de lo que has domesticado, eres responsable de tu rosa.

Soy responsable de mi rosa… repitió el Principito, a fin de acordarse.

Antoine de Saint-Exupéry

(Espero sinceramente que no hayan perdido la magia de su niñez, y puedan ver perfectamente al elefante de la foto )

Por cierto, los cupcakes, de limón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s